Banner
Sistemas Viarios PDF Imprimir E-mail

En el  ajardinamiento de vías públicas: Isletas, medianas y rotondas, tratamos  de presentar las mejores soluciones  desde el punto de vista de las sostenibilidad ambiental y del mantenimiento.

La especial particularidad de las rotondas y las implicaciones para el lugar en las que se sitúan, exigen que se considere un tratamiento específico para cada una de ellas cuya finalidad puede ser muy variada y cambia en función del contexto en el que se ubica la rotonda.

El tratamiento paisajístico refuerza la funcionalidad y la urbanidad del lugar:

- Favorece la percepción de la intersección.

- Permite señalar cambios en el espacio urbano.

- Permite la coexistencia de diferentes usos y funciones en la rotonda y sus alrededores y la de distintos usuarios.

- Crea puntos de referencia dentro de la población (señalando lugares importantes como cruces entre avenidas o la entrada al poblado).

- Convierte la intersección en un lugar agradable y más atractivo para los ciudadanos.

- Identifica un espacio público, pudiendo marcar una pérdida de linealidad, una frontera entre barrios, una puerta, un símbolo especial, una plaza o cualquier otra que pueda servir como guía.